Seúl

 

Seúl tiene más de 10.400.000 habitantes, se caracteriza por ser una ciudad concurrida que fusiona elementos del pasado con edificios de la actualidad, convirtiéndola así en un destino con mucho que ofrecer al turista.
Los cinco palacios reales con los que cuenta la ciudad son una forma magnífica de aprender más sobre la historia y cultura de Seúl en particular y de Corea del Sur en general. Los tres más importantes son Gyengbokgung, Changdeokgung y Changgyeonggun. Muy cerca de los palacios el santuario de Jongmyo ofrece la posibilidad de pasear por los jardines de uno de los lugares más apreciados del país.

 

¿Cómo llegar a Seúl?

La estación de Seúl es la mejor forma para moverse por Seúl en tren. También conecta con el Aeropuerto Internacional de Incheon. Cuenta con una amplia red de vías férreas, autopistas y autobuses que proporcionan una navegación eficaz y sencilla por toda la ciudad. La autovía principal de la ciudad es la Autopista Gyeongbu. La forma más eficaz y económica de moverse probablemente sea el autobús.

 

Lugares para visitar en Seúl

 

Gyeongbokgung

Fue el palacio principal durante la dinastía Joseon (1392-1910). Es uno de los cinco palacios de Seúl y ostenta 600 años de historia. Fue edificado en 1395 por el monarca que fundó la dinastía Joseon, Lee Seong-Gye, cuando trasladó la sede de la capital de la era Goryeo hasta Seúl. Al estar situado en la parte norte de Seúl, solía ser llamado también como “Palacio del Norte”.

Santuario de Jongmyo

Fue declarado Patrimonio de la Humanidad, por la Unesco, en el año 1995. El Templo de Chongmyo fue consagrado a los antepasados de la dinastía Chosŏn, tiene actualmente el mismo aspecto que tenía en el siglo XVI. Custodia las tablillas que registran las enseñanzas de la anterior familia real. Ceremonias rituales que todavía unen a la música, el canto y la danza, se realizan allí, perpetuando una tradición que comienza en el siglo XIV.

Museo Trick eye

Es la primera galería de cuadros de trucos ópticos en Corea que engaña la vista de los espectadores como si estuvieran viendo cuadros de 3D cuando en realidad son de 2D. Esta espaciosa galería consta de diversas áreas temáticas como Sala de Pinturas Célebres, Sala Thema y Sala de la Moda. Es posible tocar las pinturas y posar para fotografías, convierténdose los visitantes en protagonistas de las mismas.

Tumbas reales de la Dinastía Joseon

Estas tumbas son restos que permiten conocer la historia, la política, las creencias religiosas y el arte de aquella época. Estos bienes se encuentran en perfecto estado, debido al continuo trabajo de conservación del Gobierno de Corea. Su valor artístico cultural y la peculiaridad de los rituales religiosos que se celebran ante los ancestros fueron reconocidos por la Unesco para ser declarados como un patrimonio cultural. Los antiguos coreanos prefirieron tener cerca de la capital (Seúl) las tumbas y por esta razón las 40 tumbas reales se encuentran en Seúl y en las provincias de Gyeonggi-do y Gangwon-do.

Plaza Gwanghwamun

Una de las más grandes de Seúl, frente a la Puerta del mismo nombre y entrada al Museo Nacional del Palacio de Corea. Tiene una zona peatonal con un canal de agua y unas fuentes que en verano que permiten usarlas como zona de baño. Además, en el subterráneo de esta plaza se esconde un bonito espacio cultural. Se encuentra localizada entre las áreas de Gwanghwamun del distrito Jongno-gu, la encrucijada de Sejongno, y el camino que lleva hacia la plaza del arroyo Cheonggyecheon. La plaza fusiona zonas en las que se puede disfrutar de la historia y la cultura de la ciudad con una zona destinada a la restauración.

 

Busan

 

Situado entre las montañas y el mar del Japón, conforma una mezcla de paisajes, cultura y cocina típica de la zona. Siendo la segunda ciudad más grande de Corea del Sur, cuenta con una variada oferta de actividades como son: excursiones por el monte a templos budistas, visitas a manantiales termales y lugares gastronómicos de interés, cuenta con el mayor mercado de pescado del país.
Presenta una amplia extensión, con distritos separados por las montañas que la rodean al norte y oeste y por la cuenca del río Nakdong, el más largo del sur.
Durante el siglo XX ha vivido una gran transformación, primero con la llegada de refugiados de la guerra de Corea y después con el desarrollo económico del país, en el que Busan se convirtió en centro de referencia.
Declarada Capital de la Cultura de Asia Oriental 2018, alberga infinidad de eventos importantes, desde festivales de arte callejeros hasta espectáculos tradicionales de danza y un prestigioso festival internacional.

 

¿Cómo llegar a Busan?

Para llegar a la ciudad tendremos dos opciones, el aeropuerto internacional de Busan, Gimhae Airport, muy bien comunicado con el centro de la ciudad mediante autobús, tren y taxi, y el tren de alta velocidad KTX que deja en el centro de la ciudad.
En autobús se realizan trayectos entre diferentes ciudades de Corea del Sur como Busan o Sunchon. Sin embargo, la conexión con Seúl es preferible en metro.

 

Lugares para visitar en Busan

 

Playa Haeundae

La playa Haeundae de arena blanca es probablemente el balneario más famoso del país. Le debe su nombre de “Haeundae” al sabio maestro Choi Chi-Won de la Dinastía Silla. Las arenas de esta playa están compuestas por granos provenientes del Río Chuncheoncheon y los restos de conchas desintegradas naturalmente por la acción del viento a lo largo de mucho tiempo. Esta Playa es también famosa por los numerosos y variados eventos culturales que organiza a lo largo de todo el año. Además, cuenta también con una Plaza Folclórica donde disfrutar de los juegos tradicionales como el neolttwigi, lucha coreana, tuho (tiro de flecha) y el juego de la cuerda. Asimismo, en el área del balneario hay un Centro Cultural de la Playa dentro de la Biblioteca de la Playa.

La Calle de los Libros de Bosu-dong

La calle es popular entre los amantes de la lectura por sus libros usados, así como por los libros nuevos, y entre los viajeros por el ambiente único de la calle. La historia de la calle comienza durante la Guerra de Corea (1950-1953), cuando una pareja abrió una librería llamada Bomun, para la venta de libros usados. Con un humilde comienzo, el estrecho callejón se encuentra tan abarrotado de libros que resulta de atractivo de interés cultural a todo el que la visita.

Aldea Cultural Gamcheon

Está repleta de edificios de colores brillantes y peculiares, pero lo interesante es que parecen haber sido apilados unos sobre otros. Este sitio suele ser visitado más por mujeres que por hombres. El pueblo crea un ambiente único, con letreros de madera en forma de pez señalando el camino con subidas y bajadas, entre las edificaciones coloridas.

The Bay 101

Es uno de los destinos más concurridos de la ciudad, famoso por sus hermosas vistas después de que se pone el sol. Al ingresar en él se pueden ver los cafés y restaurantes de ambiente acogedor. Especialmente frecuentado por las parejas locales, The Bay 101 es ideal para disfrutar de la noche compartiendo una taza de té o una buena comida gourmet.

Templo Beomeosa

El Templo Beomeosa está situado en el borde del monte Geumjeongsan, una montaña famosa en Busan, es uno de los tres templos más grandes en la provincia de Young Nam, y hogar de reliquias culturales budistas y famosos grandes sacerdotes. La Puerta de un Pilar es la primera puerta que conduce al templo y representa la frontera entre el mundo secular y el mundo espiritual donde el visitante tiene que dejar sus complicadas ideas y sufrimientos. La segunda puerta de Beomeosa, Beomeosa Cheonwangmun, o Puerta de los Cuatro Reyes Celestiales fue construida originalmente en 1699 y alberga a los cuatro reyes o divas que guardan la entrada al templo. Designado monumento natural, los bosques de westeria y los valles están en su máxima plenitud durante el mes de mayo.

 

Incheon

 

Está ubicada en el extremo noroeste del país. Es la tercera ciudad más grande de Corea del Sur, después de Seúl y Busán. Siendo el lugar que ubica el puerto más importante de la costa oeste surcoreana y el aeropuerto más grande del país, Incheon es el centro de transporte más grande de Corea del Sur.
Incheon es una metrópolis de más de 2,5 millones de personas que se ha convertido en un importante centro financiero y corporativo dentro de la Zona Económica Libre de Busan-Jinhae.

 

¿Cómo llegar a Incheon?

El aeropuerto internacional de Incheon, en la isla de Yeongjong recibe vuelos procedentes de todo el mundo, se encuentra en el puesto número 1 en todo el país.
Por carretera, es la número 50 parte hacia el sur del país, mientras que la 120 y 130 comunican Incheon directamente con Seúl hacia el este.
Incheon es una ciudad muy grande, aún más si sumamos las islas cercanas que forman parte de ella. Por este motivo es necesario el transporte público para desplazarse de un lugar a otro. El metro es la mejor opción para recorrer la ciudad fácil y cómodamente.
Desde el aeropuerto se puede coger la línea 1 del metro para llegar hasta el centro de la ciudad.

 

Lugares para visitar en Incheon

 

Parque Jayu

El parque Jayu, o parque de la Libertad, se encuentra cerca del importante puerto de Incheon. El parque ofrece muchas posibilidades para disfrutar del aire libre en la ciudad, con lugares de descanso y caminos para pasear, además, desde el parque se obtienen unas magníficas vistas del centro de la ciudad, de las montañas que la rodean y del puerto.

Memorial del desembarco en Incheon

Frente a las costas de Incheon se encuentran varias islas, en la isla Shido se encuentra el Memorial del Desembarco en Incheon por parte de las Naciones Unidas durante la guerra de Corea. Este memorial, representado por una estatua con tres miembros de las Naciones Unidas llegando a la playa, se compone de varias dependencias donde destacan las salas de exposiciones en las que se pueden ver los uniformes y equipamientos de los ejércitos de Corea del Norte y Corea del Sur, así como fotografías que muestran las diferencias entre las costumbres de ambos bandos.

Templo Jeondeungsa

El templo está decorado con magníficas tallas de madera y el baldaquín situado sobre la estatua de Buda. Las paredes y columnas del templo están cubiertas por los nombres de los soldados coreanos que lucharon contra los franceses y escribieron allí sus nombres para pedir a Buda que los ayudara durante la batalla.
Templo Bomunsa
El templo Bomunsa se sitúa en la Isla Seokmodo. Se dice que lo mandó construir la Reina Seondeok de Silla en el año 635.
A la entrada del templo hay un viejo enebro chino cuya edad es de 600 años. Detrás de este árbol, hay una cueva natural llamada Seokguramja, una pequeña celda budista. Asimismo, a un lado del templo hay un molino de ruedas de piedra cuyo tamaño duplica el de los molinos comunes.

Chinatown

El barrio chino de Incheon es un sitio muy conocido entre la población local. Fue un centro que congregaba a los inmigrantes chinos que llegaban a Corea. Hubo en él negocios tradicionales chinos en abundancia, pero con el paso del tiempo la mayoría han ido siendo reemplazados por restaurantes.